Cuando se lleva a cabo un emplatado, hay que tener en cuenta que la visión del comensal será desde unos 45º – 50º. Partiendo de esta base, existen varios tipos de emplatado que podemos adoptar como base, aunque, igual que ocurre entre los fogones, la creatividad es el elemento más importante.

  1. Emplatado clásico: típico del siglo XX, el emplatado clásico sigue siendo uno de los más utilizados en el mundo de la hostelería. La disposición consiste en la colocación del ingrediente principal a la derecha y la guarnición a la izquierda del plato. En caso de que la receta lleve salsa, se sirve sobre el género principal (excepto cuando la salsa es un complemento, que se coloca en la parte superior izquierda del plato). En ocasiones la salsa también puede servirse en salsera.
  2. Emplatado triangular o romboidal: disposición de los elementos en forma de triángulo o rombo. En caso de optar por la disposición triangular, se puede jugar con la altura y buscar una presentación piramidal.
  3. Emplatado asimétrico: priman los colores y formas más que la disposición. Se colocan los elementos sin orden por el plato jugando con los colores, tamaños y formas con el objetivo de generar dinamismo y atracción.
  4. Emplatado con la regla 2/3: basándose en una regla de composición fotográfica, se divide el plato en tres tercios horizontales o verticales, dejando el plato dividido en 9 cuadrantes. El producto se coloca en los 4 puntos de intersección, aunque también puede colocarse en solo un punto o en varios.
  5. Emplatado horizontal: en este tipo de emplatado el protagonista suele ser siempre un plato rectangular (la vajilla es primordial a la hora de emplatar). Los elementos se montan de forma horizontal y simétrica según el punto de vista del comensal.
  6. Emplatado central: consiste en la colocación de todos los ingredientes en el centro visual del plato. El exterior se puede compensar añadiendo pequeños elementos o salsas en forma de gota o círculo.
  7. Emplatado en oblicuo o transversal: el plato se monta en un solo trazo transversal o en forma de X. Este tipo de emplatado aporta dinamismo a la presentación.
  8. Emplatado en escala: el tamaño es el principal protagonista en este tipo de emplatado, en el que se colocan los elementos de menor a mayor tamaño con el objetivo de crear dinamismo y un efecto visual para el comensal.
  9. Emplatado circular: los ingredientes se presentan partiendo desde el centro del plato y en forma circular.
  10. Emplatado rítmico: aportando ritmo, se realizan repeticiones en el montaje del producto a lo largo de todo el plato.

Quizás te interese...

Estrategias de San Valentín para restaurantes

Tiempo5 min

Publicación15/02/2024

Autor: Pescanova Fish Solutions

¿Por qué aprovechar San Valentín en tu restaurante? San Valentín ofrece una ventana perfecta para ampliar las ventas y fortalecer el vínculo con tus clientes en una época que suele ser un valle de ingresos tras la ajetreada temporada navideña.…

Leer

Menú San Valentín 2024 Restaurantes

Tiempo5 min

Publicación08/02/2024

Autor: Pescanova Fish Solutions

¿Por qué ofrecer menús específicos en San Valentín? En una fecha tan especial como el catorce de febrero, los clientes buscan, además de una comida especial, una experiencia única que les haga recordar ese momento durante el resto de su…

Leer

Cómo optimizar la experiencia del cliente en invierno

Tiempo4 min

Publicación25/01/2024

Autor: Pescanova Fish Solutions

El servicio al cliente en temporada baja ¿Por qué es Importante? En la hostelería, el invierno no solo implica un cambio en el clima, sino también una evolución en las expectativas y comportamientos de los comensales. Mientras algunos ven esta…

Leer