Tipos de restaurantes

Existen diferentes categorías a la hora de abrir un restaurante, debemos de tener muy clara cuál queremos que sea la nuestra para que nuestros consumidores nos conozcan por ello. No es lo mismo un restaurante gourmet que uno familiar, o uno de 2 tenedores que uno 4. A continuación te explicamos los diferentes tipos de restaurantes que existen y en qué consiste cada una de ellos para que elijas cuál es la que más se adecua a tu negocio.

 

Tipos de restaurante:

 

Podemos clasificarlos por categorías:

Restaurante de cuarta clase (1 tenedor): el comedor se encuentra separado de la cocina, los camareros no tienen que ir uniformados y entran por el mismo acceso que los consumidores. Tienen un menú sencillo y accesible.

Restaurante de tercera clase (2 tenedores): es el más común, con una buena presentación y precios accesibles. La entrada sigue siendo compartida por comensales y consumidores. Necesita tener baños para mujeres y para hombres. 

Restaurante de segunda clase (3 tenedores): se distingue de los dos anteriores porque el acceso sigue siendo el mismo pero los proveedores entran a una hora diferente a la de los clientes. La carta cuenta con seis tiempos.

Restaurante de primera clase (4 tenedores): conocidos como full service, este tipo de restaurante se diferencia con los de lujo por la estrategia de venta. Ofrecen entre cinco y siete tiempos de servicio.
 

 
Restaurantes de lujo (5 tenedores): tiene políticas internas y externas con una organización eficaz. Se cuida la decoración usando los materiales de mejor calidad. Los alimentos elegidos son también de la mejor calidad. El precio y el servicio van de la mano. Cuenta con un acceso diferente para servicio y clientes y el personal debidamente uniformado.
 

 

También los podemos clasificar los tipos de restaurante por concepto: 

Gourmet: se caracterizan por sus recetas especiales y sus productos de primera calidad. con platos poco comunes pero muy bien elaborados. El menú y el estilo lo propone el chef principal que puede llegar a ganar renombre si sus plato

De especialidad: su cocina es más limitada ya que se caracteriza por un tipo en concreto de comida, la que es su especialidad. 

Familiar: con alimentos sencillos para toda la familia y con precios accesibles. Normalmente suelen ser franquicias.
 

 
Buffet: este tipo de restaurante permite elegir entre una gran variedad de platos. Lo más importante es la cantidad y el precio. Comunes en hoteles o en ciudades orientadas al turismo.
 

 
De comida rápida: informales con productos simples y a bajo precio.
 

 
Temático: los comúnmente llamados restaurantes de nacionalidades: comida italiana, comida china, etc. Aunque también podemos encontrar aquellos basados en un personaje o en un tipo de música.
 

 
Comida para llevar: a partir de una oferta de alimentos los clientes pueden elegir qué es lo que quieren, lo recogen y se lo llevan. Es más común en grandes ciudades donde el ritmo de vida es más rápido y la gente no tiene tiempo para parar a comer.

 

Una vez vistas todos las clasificaciones y tipos de restaurantes posibles podemos decidir cuál es la que más se adecua a nuestra idea de negocio. Es una decisión que debemos pensar, ya que a partir de aquí podremos empezar a crear nuestro restaurante.