PRODUCTOS

Gambas

Es un crustáceo de diez patas (decápodo), que pertenece a la familia penaeidae. Se diferencian de los langostinos por su menor tamaño (aunque hay langostinos más pequeños que algunas gambas) y porque presentan un cuerpo más alargado, podríamos decir que son más estilizadas.

Tipos de gambas

Existen numerosas especies, algunas incluso microscópicas. De las más de 3.000 especies conocidas, se comercializan unas 20. Las salvajes se pueden encontrar en océanos, lagos y ríos. Se adaptan a infinidad de hábitats. Las especies marinas habitan en todos los océanos, desde los trópicos hasta los polos, en profundidades variables, desde la playa, casi hasta los fondos abisales. Son muy abundantes. Cada hembra desova millones de huevos, que en pocas semanas se aglutinan en grandes cardúmenes. Esta especie juega un papel fundamental en la cadena alimentaria. Son omnívoras y a la vez sirven de alimento a numerosas especies de peces y aves. Normalmente su exoesqueleto es incoloro, lo que dificulta diferenciarlas en el agua. Pero se mimetizan con el entorno, por ello tienen tonalidades diferentes. Algunas de las especies de gamba salvaje más consumidas son: la blanca, la roja del mediterráneo, la roja del atlántico o alistado, y un número grande de otras especies que no se diferencian por su nombre y se comercializan mayoritariamente ya peladas con el nombre genérico de “gambas”. La gran parte de las que se comercializan, se venden congeladas, enteras o peladas, facilitando la incorporación a infinidad de recetas.   Entre la oferta de Pescanova se encuentra la gamba blanca (Parapenaeus longirostris), gamba roja del Atlántico (Aristeus varidens) y las “gambas” peladas lista para cocinar.

¿En qué se diferencia con un langostino?

La diferencia más clara a simple vista es el tamaño. La gamba es mucho más pequeña que el langostino, ofreciendo más carne al comensal. En cuanto a textura, la gamba es más suave y jugosa, por lo que es muy valorada dentro de la gastronomía de distintos países. El langostino es carne más dura y menos jugosa a la hora de su uso en recetas. Para platos como las gambas al ajillo o el cóctel de gambas, se sigue anteponiendo al crustáceo antes que al langostino para que la textura sea más suave y más jugosa. Pero para platos tan queridos como la fideuá o la paella, es indiferente cuál de estas dos exquisitas especies de marisco eliges para usare tn las recetas.

Valores nutricionales y calorías de las gambas

Son un alimento muy adecuado para formar parte de una dieta variada y equilibrada. El consumo de productos del mar ha de realizarse al menos 3 o 4 veces a la semana, debiéndose alternar entre pescados blancos, azules y mariscos. Son fuente de proteínas de calidad, proporcionan cantidades elevadas de aminoácidos esenciales además de otros micronutrientes, como vitamina B12 y fósforo, necesarios para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo. Además, como todos los productos del mar, son fuente de ácidos grasos poliinsaturados de la serie omega 3, en concreto de omega 3 EPA y DHA, que ayudan al funcionamiento normal del corazón.

Exquisitas recetas con gambas para hosteleros

La gamba es uno de los productos del mar más versátiles y fáciles de preparar. Tanto frescas como congeladas, peladas o enteras, son una delicia que realza nuestros platos y menús. Funcionan a la perfección como plato principal o como ingrediente. ¿Quién se resiste a un plato de exquisitas gambas rojas a la plancha?, ¿a una simple cazuela de gambitas peladas al ajillo?, ¿o a una ración de gambas a la gabardina? Como ingrediente, son perfectas para enriquecer un sinfín de platos: de pasta, arroces, fideuas, salteados, woks, ensaladas, pizzas, tostas, sopas… Sin lugar a duda, son las candidatas perfectas para ser nombradas como reinas de la cocina de cualquier restaurante.