MENÚS PARA RESTAURANTES

Cocina Regional

Fideuà, marmitako, pescado al pil pil, pulpo a feira, paella, caldereta de marisco y una infinidad más de platos tradicionales de la cocina regional que siguen conquistando paladares a día de hoy. Los menús diarios no se cansan de contar con estas recetas porque siguen siendo una parte fundamental de nuestra gastronomía tradicional. Son el guiso típico de cada domingo, de reuniones familiares y de momentos de disfrute. Son historia de España a través de sabores, olores y textura. Son nuestra cultura, nuestro gusto y nuestra memoria.

Precisamente por la buena acogida que este tipo de recetas sigue teniendo en nuestra sociedad, son imprescindibles en cualquier menú diario. Ofrecer un primer plato contundente y una segunda propuesta más ligera y discreta, nos permite rentabilizar nuestros menús y contar con una buena oferta a la vez. Si, además, a este tipo de cocina le añadimos nuestro toque personal, la diferencia será lo que nos caracterice y nos permita aumentar la demanda. 

Cada menú diario debe contemplar, por norma, los platos más demandados en su comunidad o zona geográfica. Así pues, en Andalucía debemos incluir recetas con rosada a menudo; en el norte peninsular, recetas con bacalao; en la Comunidad Valenciana, elaboraciones que combinen el arroz con el marisco… Sin embargo, también es importante acercar la gastronomía regional a otras zonas para sorprender con nuestra oferta y ampliar nuestra paleta de sabores. La cocina española es una de las características más valoradas del país, por lo que aprovecharse de su historia y riqueza desde cualquier rincón siempre resulta buena idea.

En Pescanova ofrecemos recetas que combinan alimentos como el pescado y las verduras siguiendo los dictámenes de la gastronomía regional. Compartimos ideas y platos que ayudarán a que nuestro menú diario cumpla con todos los requisitos necesarios para convertirse en un éxito, absorbiendo los gustos más característicos de la geografía nacional y redescubriendo recetas que llevan siglos asentadas en las mesas españolas. ¿Suena bien verdad? ¡Pues os aseguramos que sabe mucho mejor!